• 0
    • No hay productos en el carrito.

Banda, Discos, Conciertos, Reseñas

Mayhem, Daemon y concierto.

mayhem-daemon-y-concierto
Portada Daemon

Mayhem “Daemon” (Century Media Records)+Crónica de concierto.

Durante toda nuestra existencia como raza, han sido muchas las llamadas “Puertas al Infierno” que nos han acompañado a lo largo de los tiempos y en pro de las diferentes culturas e imperios. Desde el valle del hijo de Hinom para los hebreos hasta la Hierápolis griega, pasando por las rocas de Dimmuborgum al noreste de Islandia o el volcán de Masaya. Curiosamente, muchas de las leyendas sobre los portales del maligno están cimentadas sobre teorías volcánicas, presas de la majestuosidad destructora y feroz de una erupción proveniente del interior de la tierra. El Infierno para los cristianos. Más cerca de nuestra civilización y hace poco más de 25 años, ésta divina droga que es la música abrió las puertas de una dimensión que mostraba lo más oscuro y gélido del ser humano.

“De Mysteriis Dom Sathanas” de Mayhem supuso una revolución en la música extrema. Sentó las bases de cómo debería sonar el Black Metal, sirvió de juramento y hasta de escena del crimen. No hay nada positivo en ése disco, no sangra. Es un nubarrón oscuro que anula el oxígeno, demasiado maquiavélico para estar compuesto por humanos. Como una vez leí a un gran periodista especialista en sonidos extremos: “Sigue siendo el disco más difícil de escuchar con la luz apagada y los ojos abiertos”. Es una maldición, una puerta al Averno.

Pensar que parte de los implicados en la obra del desaparecido Euronymous pudiesen, 27 años después grabar algo que se acerque al abismo de su ópera prima era casi un chiste de mal gusto. Pero señoras y señores, Mayhem han recuperado el espíritu que yace en la décima tumba por la izquierda del cementerio de Ski, a las afueras de Oslo. Como si de una peligrosa sesión de Ouija se tratase, han traído de vuelta a los demonios que les hicieron inmortales. El hecho de pasarse 3 años girando por todo el mundo homenajeando el disco al completo en unas presentaciones sensacionales que tuvimos la suerte de disfrutar en España, ha influido de manera previsible en el nuevo ataque de los noruegos.Si a ello le añades que el álbum fue grabado precisamente durante la interminable gira, el vaso se desplaza fácilmente sobre el tablero de madera para deletrear: Daemon.

Mayhem

Los tiempos han cambiado. Eso de grabar los discos casi en directo y comunión es rara avis. Las guitarras y el bajo se han grabado a medio camino entre Noruega y Holanda, mientras que la batería y las voces se sellaron en Suecia. Nada de ello ha pasado factura, de la actual formación (ya presente al completo en el anterior “Esoteric Warfare”), habría que destacar principalmente dos cosas: el papelón de los dos guitarristas, que juegan sus cartas a la perfección, con un trabajo de riffs poderosos de los que crean estalactitas en tu cabeza, escuela Oystein.

No seré yo el que prefiera unos Mayhem con dueto de hachas, pero su talento hay que reconocerlo y han trabajado muy bien recreando el estilo original. De Hellhammer poco que decir que no se sepa. No va a bajar el pistón nunca ni dejará de pisar el acelerador, es el caldo de cultivo perfecto para la destrucción en forma de percusión. Y por favor, que se rompa de una vez la lanza a favor de Attila Csihar, uno de los mejores vocalistas de Black Metal de la historia. Si su papel original en “De Mysteriis” fue impactante y novedoso, pero realmente pobre y crudo (de ahí su encanto), casi tres décadas después nos presenta su mejor versión, demostrando por qué nunca tuvo que abandonar la banda.

Un juego más pulido con multitud de registros, rasgados tradicionales mezclados con agudos profundos, chillidos y narraciones lúgubres. Su juego se adapta perfectamente a los diferentes pasajes del álbum.
La banda ha dejado a un lado su polifacética y polémica carrera llena de experimentaciones y proliferación en el caos sin control para hacerse un autohomenaje. Y no hablamos de una simple copia o repetición de “De Mysteriis”, para nada. La producción es moderna, limpia y contundente, pero la esencia original reflota como una aparición en mitad del pasillo, nublosa y confusa. Ése sonido de bajo con eco en los silencios, los riffs afilados y orquestales marca de la casa. Los juegos operísticos de Attila y esos párrafos en latín… es inevitable que te lleven de vuelta al lugar del homicidio.

 

“Daemon” presenta velocidad, cambios de ritmo, oscuras estructuras llenas de detalles técnicos, guitarras más compactas y digestivas para los fans generalistas. “Malum” huele a Pagan Fears, “Falsified and Hated”, vomita agresividad sin descanso y hasta arreglos de sintetizador. “Worthless Abominations Destroyed” desafía los límites de la velocidad, el riff inundado de timbales en “Bad Blood” es propiedad de la casa desde su formación. “Of Worms and Ruins” es extremadamente inflamable. Es realmente difícil encontrar un tema flojo en el disco a pesar de que no se han quedado precisamente cortos en metraje. En definitiva, “Daemon” es un híbrido entre la vieja escuela y las posibilidades actuales. Quizás lo que a cualquier fan de Mayhem y el Black Metal le hubiese gustado que fuese la secuela de “De Mysteriis Dom Sathanas”. Los falsos demonios reclaman su trono.

 

Mayhem + GAAHLS WYRD

Sala -Simm City Wien-
Viena (Austria)

Pues tras grabar un discazo como “Daemon”, parece que también están dando un nivel bastante bueno en directo. Tiempos de abundancia en (The Fake) Mayhem. Hora y media larga con repertorio variado y dividido por épocas. Primera parte dedicada a los temas nuevos: “Bad Blood”, “Falsified and Hated”, “Invoke the Oak”… Algo de “Grand Declaration of War” con la sorpresa de “A Bloodsword and a Colder Sun”, que hasta ésta gira no habían estrenado en concierto. Salvo algunos eventos aislados un par de años atrás y hasta una pizca de Chimera (“My Death”).

Retirada por unos minutos, hábitos de monje, luz tenue azul y segundo acto: especial “De Mysteriis dom Sathanas”. Necrobutcher, Attila y Hellhammer llevando todo el peso como es evidente, sobretodo los dos primeros que lo viven como si fueran nuevos. Los guitarristas en directo no me acaban de convencer. Ya no sólo porque sean dos y prefiera el cuarteto tradicional en la banda, es que les falta chispa y parece que están haciendo una audición. El “ciclao”, que también gira con Shining, no se en qué estaría pensando con esos efectos durante “Life Eternal”. Sin embargo “Buried by Time and Dust” les quedó soberbia. Hellhammer dio una masterclass de potencia en “Symbols of Bloodswords”.

Otro pequeño descanso hasta que empieza a sonar la intro de “Deathcrush”. Vuelven con un mini set de esa joya de EP, con el telón rojo y ya sin vestimenta especial, a piñón fijo y actitud punk. Quizás fue la parte que más disfruté del concierto, sin reglas ni hábitos. Simplemente Pure Fucking Armageddon. Algún tema más de regalo para los fieles y a casa con el Mal cumplido. De Gaahls Wyrd poco que decir. Bola de sonido constante, interesante escuchar al peor vocalista de Gorgoroth con otros registros. La sensación es que si no fuese por la gente de la que se rodea, quitas el folklore que envuelve al personaje y te queda un producto insípido. Conste que el debut de la banda es interesante y las influencias variadas de sus guitarristas así como la versatilidad de Gaahl aportan bastante lucidez.

Recomendación: nunca rechacen un buen concierto de Black Metal en la Europa profunda.

 

Lex

Underground Record Shop

Sin comentarios

Sé el primero en dejar un comentario

Escribe un comentario

Abrir chat
Powered by