• 0
    • No hay productos en el carrito.

Discos, Reseñas

Meth Leppard “Woke”

Meth Leppard

 

Meth Leppard    “Woke”   (2020)

 

Parece mentira lo que puede dar de sí el tiempo bien empleado. Dos dementes, Ryan Cheesman a la guitarra y los berridos, y el orondo Kieren Murray a los parches, forjaron hace cinco años su amor por el grindcore formando este power dúo australiano. Meth Leppard. Toma sarcasmo en la puta cara nada más empezar ya por el nombre. Porque de éso va ésto, oiga ,de puro grindcore sin aditivos ni hostias.

Meth Leppard comenzaron como un torbellino hace 5 años su andadura, en un frenesí creativo irrefrenable. Tanto que su ya dilatada carrera está preñada de splits con bandazas contemporáneas del género tan suculentas como JACK o Deterioration y, toma ya, hasta dos recopilatorios (al final son ordenaditos y se lo ponen fácil a los sedientos oyentes grinders, jaja). El último editado el pasado año, por cierto. Canela final. Salvajismo en estado puro.

Y qué nos encontramos en este “Woke”, su primer álbum completo????

Pues más de lo mismo. No, joder, suena a gatillazo después de tanto juego preliminar con las presentaciones, pero no.

Este “más de lo mismo” no es más que refrendar que Meth Leppard sigue escupiendo riffs y alaridos del averno como marca de la casa. Tranquilidad.

Te saludan con una intro casi doom, donde la pesadez va induciendo a un épico despertar … y… una vez logrado el headbanging casi letárgico …….hostión en la cara con la mano bien abierta. A despertar, nen@s, que esto es Meth Leppard. Grind taladrante directo a tu cabeza por vía urgente. No querrás despertar de este aquelarre sonoro si el grind está en tu dieta diaria.

Desmenuzar tema por tema el disco es absurdo con Meth Leppard, porque ellos tienen un guión tan parco en excentricidades ajenas al estilo que el disco funciona como un todo. Pillan un riffaco inicial como referencia y de repente disparan a dos mil por hora las revoluciones con un sonido grueso pero bien compensado que es una delicia mientras te hace trizas.

Sí, hay calculados parones, como en el propio tema que da título al disco o en el tema “Elitism”, que son rematadamente metaleros y efectivos, pero aquí prima la velocidad y es un recurso para luego resaltar el trance desbocado en pasajes sonoros que andan entre el minuto (algunos ni eso) y el minuto y medio de duración. Así es el grindcore, amig@s. Si queréis otra cosa poneros un disco de Dream Theater (aunque supongo que no estaríais a estas alturas leyendo esta crónica).

Vuelta por todo lo alto de este dúo infalible. ¿Os gustan bandas como Fistfuck, Shitgrinder, Fiend, The Kill, sus amigotes de PowerxChuck o las mencionadas anteriormente?. Pues ya estáis tardando en descubrir a estos malamutes del grind más infeccioso actual. Ah, y ya aprovecho, si algun@ se entera de cuándo liberan nuevo merch textil de la banda, que avise. Porque vuela!!!!!. Muy sintomático.

Candidato a disco bestia del año en 2020.

Javi Serrano

Underground Record Shop

Sin comentarios

Sé el primero en dejar un comentario

Escribe un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alberto Prieto Rubio.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Alberto Prieto Rubio.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Abrir chat